planeta

¿El calentamiento global secará nuestros ríos?

planeta ¿El calentamiento global secará nuestros ríos?

¿Como será el FIN DEL MUNDO? - un Mundo Sin Humanos (Julio 2019).

Anonim

Si el calentamiento global ahora se prueba, sus consecuencias en nuestros ríos aún no se han evaluado. Los hidrólogos de Cemagref en Lyon han podido demostrar una tendencia a acentuar los bajos niveles de agua en Francia en las últimas décadas. Un estudio de impacto aplicado a diferentes escenarios de cambio climático también indica una tendencia a la baja para el siglo XXI. Pero las cifras son demasiado vagas para ser traducidas en recomendaciones de gestión. Los investigadores proponen una forma más operativa: estimar la vulnerabilidad de las cuencas hidrográficas a la sequía.

$config[ads_text] not found

Y. Nédélec / Cemagref

En Francia, los primeros ocho meses de 2003 alcanzaron su récord de déficit de lluvia desde 1946. En 2005, 71 de los 96 departamentos franceses de Francia estaban sujetos a restricciones sobre el uso de los recursos hídricos. Tales situaciones amenazan sus diversos usos: producción hidroeléctrica, enfriamiento de centrales nucleares y térmicas, transporte fluvial, agricultura, turismo y ocio, así como el equilibrio de los ecosistemas acuáticos: desaparición de ciertas especies, invasión por otros … Científicos acuerdan la realidad del calentamiento global. El aumento en la temperatura anual de 1 ° C en Francia parece ahora probado. ¿Cuáles serán las consecuencias en los niveles de nuestros ríos? ¿Es un cambio ya mensurable? ¿Las crestas, o las aguas bajas, tienden a aumentar? Desde 1999, un equipo de Cemagref en Lyon ha estado llevando a cabo varios proyectos de investigación sobre relaciones hidrológicas interclimáticas, con el apoyo de EDF, Compagnie Nationale du Rhône, Diren (Departamentos Ambientales Regionales) y socios científicos.

Busque signos de cambio en el progreso

Una de las acciones consistió en buscar evidencia estadística de una posible modificación de los desechos en la Francia metropolitana en las últimas décadas. Las nuevas herramientas estadísticas desarrolladas en Cemagref han permitido detectar una tendencia al empeoramiento de las bajas veraniegas en los sectores pirenaico y vasco. Por el contrario, en la zona alpina, el aumento de la temperatura del aire parece haber reducido la cantidad de agua retenida en invierno en forma de nieve, lo que aumenta las bajas tasas de flujo durante esta temporada. Para las otras cuencas examinadas, el régimen de aguas bajas parece estable. Sin embargo, se necesitan pruebas adicionales para confirmar el origen puramente climático de estos resultados, ya que las acciones humanas a menudo están involucradas en el empeoramiento de los flujos bajos.

Estudio de impacto

Una segunda acción, un estudio de impacto, consistió en estimar las posibles consecuencias del cambio climático en los caudales de los ríos en el siglo XXI, sobre la base de escenarios de cambio climático puestos a disposición por la comunidad científica internacional. Los investigadores primero usaron mediciones de flujo de corriente para "calibrar" modelos hidrológicos cuando sea necesario. Estos modelos calculan los valores de flujo para un curso de agua basado en la precipitación en su cuenca. Luego examinaron la respuesta de estos modelos a las perturbaciones predichas por los escenarios, que difieren en la evolución de la demografía, el crecimiento económico y las soluciones tecnológicas previstas.

Pronósticos convergentes

La investigación se centró en la cuenca del Ródano y sus afluentes franceses. En las cuencas cuyo flujo es generado por las lluvias (régimen de lluvias), todas las estimaciones coinciden en una disminución del bajo nivel del agua en verano. Las cuencas cuyo régimen actual está dominado por la nieve (régimen nival) verían que sus flujos invernales aumentan apreciablemente, mientras que sus descargas de verano disminuirían por el secado más marcado de los suelos y la desaparición de las reservas nevadas. Para Drôme, Azergues, Roubion y Eyrieux, uno de los escenarios "más candentes" predice que el flujo mensual mínimo alcanzado durante el año sería, en promedio, inferior al 25% de su valor actual.

Evaluar la vulnerabilidad

Sin embargo, si estas tendencias generales se reproducen en todos los escenarios, las estimaciones difieren mucho de un escenario a otro, pero también de una cuenca a otra dependiendo del paisaje y el terreno. En el estado actual de conocimiento, no es posible hacer pronósticos precisos y no se pueden generalizar resultados a todos los ríos franceses. Por otro lado, es posible evaluar la vulnerabilidad intrínseca de los diversos ríos, cualquiera que sea el cambio climático. Los investigadores han definido recientemente un "coeficiente de elasticidad" que representa la capacidad de resistir los cambios en el clima. Información directamente operativa para identificar las áreas más sensibles al cambio climático.

Entradas Populares